Se acerca el verano y mucha gente está planeando un viaje al extranjero. Este es el típico momento en que todos recordamos lo útil que resulta dominar el inglés para viajar, no solo a países de habla inglesa, sino a todo el mundo: el inglés es la lengua universal del turismo.

Ahora bien, sabemos que el aprendizaje del inglés es un proceso que lleva su tiempo: no es cuestión de estudiar un par de meses antes de las vacaciones. Entonces ¿cómo podemos sacar el máximo partido posible a los conocimientos de inglés que tengamos?

Aquí te ofrecemos unos consejos que te serán útiles si te estás planteando aprender inglés para viajar cara al próximo verano.

Letras y números: los básicos esenciales

Repasa las cuestiones básicas, comenzando por las letras y los números. La mayoría de los estudiantes de inglés (incluso los de nivel más avanzado) tienen dificultades para deletrear y para hablar de cifras y, sin embargo, esto es esencial para cualquier gestión relacionada con viajes. Por ejemplo, al hacer reservas telefónicas o registrarse en un hotel es muy probable que tengamos que deletrear nuestro nombre; cuando queremos pagar algo por teléfono, puede que tengamos que recitar todos los números de nuestra tarjeta de crédito. Es importante practicar los números y las letras muchas veces o incluso estudiar los datos personales: cómo deletrear el nombre completo, cómo decir el número de teléfono, el DNI, etc. Esto nos ahorrará momentos de estrés y confusiones.

Los números, además, resultan importantísimos a la hora de realizar pagos: en muchos países donde la costumbre del regateo es norma, si no tienes clara la diferencia entre thirteen y thirty ¡puedes llevarte desagradables sorpresas! Una buena idea para aguzar el oído al hablar de números es practicar con audiciones. Escuchar la pronunciación de los números en un diccionario en línea y luego repetirla es una opción. También hay páginas web específicas con ejercicios de discriminación de números, como http://www.englishnumber.com/

Listas de vocabulario: ¡ojo con los falsos amigos!

Averigua las palabras básicas que necesitarás en el sitio adonde irás de acuerdo con el tipo de viaje que tienes pensado hacer. Por ejemplo, ¿cuáles son las comidas típicas? ¿En qué medios de transporte te desplazarás? Hazte listas de cada tema en inglés y, nuevamente, escucha la pronunciación de estas palabras en el diccionario. Cuando hagas estas listas, ¡ten mucho cuidado! En inglés hay palabras que comparten raíz con algunos términos en español, que se escriben y a veces incluso se pronuncian de modo muy parecido, pero que tienen otro significado: son los llamados falsos amigos y pueden dar lugar a muchas confusiones. Si vas a viajar al extranjero, tienes que saber, por ejemplo, que para preguntar cuánto tarda el bus no puedes usar what time, y que si quieres desayunar jamón y pides jam, acabarás comiendo mermelada.

Preguntas: lo cortés no quita lo valiente

Cuando viajamos, es muy habitual tener que hacer preguntas. Es algo que suele costar en inglés, ya que la estructura, al tener auxiliares, resulta un poco diferente. Por eso, si vas a un país de habla inglesa, repasa la estructura de las preguntas: auxiliar-sujeto-verbo, y asegúrate de hacer las preguntas de modo amable, incluyendo el clásico please. Aunque tu pronunciación, gramática y entonación no sean perfectas, si eres amable tienes más probabilidades de que te ayuden. Recuerda que el inglés tiene un registro naturalmente más cortés que el español: por ello, es conveniente que practiques mucho cómo hacer preguntas indirectas (Could you please tell me…?). Si tu viaje es a un país de habla no inglesa, puede que esto no sea tan importante, aunque ¡nunca está de más ser cortés!

Desde ya, para obtener la información que quieres, es fundamental que sepas perfectamente las question words o palabras de pregunta, en particular las referidas a viajes, precios, horarios, distancias, etc. y que no las confundas entre sí: who, when, where, what, how, what time, how long, how far…

Cursos de inglés para viajar

Finalmente, no descartes la idea de hacer un cursillo específico para aprender inglés para viajar. Si tienes un nivel A1 consolidado, ya estás en condiciones de seguir un curso que te ayude a reforzar y profundizar lo que necesitas específicamente para viajes y a aprovechar el tiempo que te quede hasta las vacaciones. Practicar situaciones típicas de viajes en una clase con otros alumnos (en el hotel, en el aeropuerto, en el restaurante, en la oficina de turismo…) te ayudará a adquirir confianza y corregir los errores que el profesor detecte.

Si tienes alguna otra sugerencia o quieres contarnos tu experiencia o anécdotas al usar inglés para viajar, no dudes en dejar tu comentario.

¡Buenas vacaciones para todos!