¿Estás buscando organizar cursos de inglés en tu empresa? Te recomendamos seguir unos sencillos pasos para asegurar el éxito de la formación.

1. Evaluar correctamente el nivel de inglés de los participantes

Los cursos de inglés en empresas a veces  se organizan de manera individual, pero en la mayoría de los casos las clases suelen impartirse en pequeños grupos. En este caso, es fundamental que todos los integrantes tengan un nivel de inglés homogéneo para poder asegurar que el curso sea aprovechado por todos los alumnos. La academia de idiomas para empresas encargada de organizar la formación debe ocuparse de hacer una valoración del nivel de cada participante mediante un examen de nivel de inglés completo, que no sea simplemente un cuestionario online, sino que valore también la expresión escrita y sobre todo la oral.

2. Analizar cuidadosamente las necesidades de cada futuro alumno

Una vez conocemos el nivel de cada participante, el siguiente paso es valorar sus necesidades. Aunque dos personas tengan un nivel Intermediate/B1, si una  de ellas tiene que usar el inglés básicamente para responder emails y llamadas y la otra tiene que participar en reuniones, sus necesidades son muy diferentes y los contenidos del curso deberían responder a esta diferencia. Cuando hay muchos participantes, por lo tanto, lo ideal es distribuir a los alumnos del mismo nivel en pequeños grupos en los que se trabajen las áreas que cada uno necesita practicar. Si esto no es posible porque los alumnos no son muchos, hay que distribuir el tiempo de clase de manera adecuada de modo tal que cada participante tenga el espacio que necesita para practicar las áreas y temas que le hacen falta.

3. Valorar el mejor tipo de curso para cada alumno o grupo, algo fundamental  para organizar  cursos de inglés en la empresa eficaces

Una vez definido el nivel y las necesidades individuales y grupales, lo siguiente es analizar las diferentes opciones de cursos de inglés para empresas de que disponemos. Tradicionalmente, los cursos de inglés en empresas combinan inglés  general y de negocios (Business English).-Sin embargo, también existe la opción de organizar cursos de inglés especializados por sector profesional o departamento, o biencentrados en habilidades  específicas, como ser Inglés para Recursos Humanos, Legal English, Email writing…  Estos cursos presentan numerosas ventajas, una de las cuales es la eficacia en relación con las necesidades laborales.

Lo importante es siempre recordar que  el curso de inglés debe adaptarse  a los alumnos y a la empresa, y no a la inversa. Mientras el curso sea más “enlatado” o preformateado, será menos relevante para los participantes y, por lo tanto, menos eficaz.

4. Hacer un seguimiento de la formación en inglés

No solo se trata  de hacer una evaluación previa en profundidad  antes de organizar los cursos  de inglés en la empresa: también hay que hacer un seguimiento constante una vez que los cursos están en marcha.  Las necesidades laborales en cuanto al inglés pueden ir cambiando a lo largo del curso;  las dinámicas grupales pueden influir  de diferentes maneras en el aprovechamiento individual de cada alumno;  el progreso de cada uno puede ser constante a lo largo del tiempo o puede ralentizarse  poco a poco… Es necesario que la academia de idiomas haga un seguimiento continuo de los cursos, mediante observaciones de clases, cuestionarios de feedback a los alumnos y reuniones periódicas con el departamento de Recursos Humanos  a fin de asegurarse de que los cursos en la empresa están resultando eficaces para todos y rectificar aquello que sea necesario.

 

¿Necesitas  organizar  cursos de inglés en la empresa?

En Idixlingua tenemos más de treinta años de experiencia como academia de idiomas para empresas en Barcelona . Si necesitas organizar cursos de inglés en tu empresa, no dudes en contactarnos y te daremos asesoramiento.