En nuestra anterior entrada, hacíamos hincapié en la ventaja que suponen los recursos en línea a la hora de practicar fuera del aula el idioma que se está estudiando. Aun así, ante la cantidad de material existente, en este artículo os queremos dar algunas claves para que la búsqueda de recursos resulte mucho más sencilla.

En concreto ¿qué material podemos usar?

Existen infinidad de recursos y, como sabemos, el exceso puede resultar contraproducente a la hora de elegir. Por ello, aquí os presentaremos sucintamente algunas de las posibilidades más interesantes. A grandes rasgos, dividiremos los recursos en dos grupos: los sitios web preparados específicamente para el aprendizaje de lenguas y los sitios generales que pueden emplearse también para aprender, e intentaremos daros algunas pautas para el mejor aprovechamiento de ambos tipos de recursos. (No podemos facilitar aquí un listado exhaustivo, pero os proporcionaremos algunos sitios web como ejemplo).

Sitios web preparados para el aprendizaje

Para practicar la competencia estructural, como primera opción, podéis usar el sitio web que corresponde a vuestro libro del curso: allí se cubren exactamente los puntos que estáis trabajando y se os dan actividades ajustadas a vuestro nivel. Los más modernos incluyen un componente en línea como parte del curso, además, que reemplaza al antiguo libro de actividades. Si esto no es suficiente para consolidar la gramática y el vocabulario que estáis trabajando, hay sitios web de métodos similares, que también os enviamos en nuestro newsletter periódico, y que podéis usar para practicar más.

En algunos idiomas hay sitios web clásicos con recopilaciones de ejercicios (por ejemplo, http://www.lepointdufle.net/ en francés). Algunas de las páginas web de las instituciones dedicadas a la enseñanza de cada idioma, como el Goethe-Institut (alemán) o el Instituto Camões (portugués), suelen presentar un listado de sitios recomendados para aprender gramática y vocabulario (http://cvc.instituto-camoes.pt/aprender-portugues.html). Como hay tanto material, siempre es conveniente seguir las indicaciones del profesor para lograr un mejor aprovechamiento del tiempo que dediquéis. Como decíamos antes, os recomendamos practicar los puntos que estáis trabajando y no dispersaros con ejercicios que encontréis sobre otros temas.

Para la comprensión oral y la escrita, aunque no tengáis el nivel suficiente como para trabajar con material auténtico, muchas emisoras ofrecen noticias reales adaptadas por niveles, como la BBC en inglés (www.bbc.co.uk/worldservice/learningenglish) o la cadena TV5 en francés (www.apprendre.tv5monde.com), o bien sin adaptar pero con actividades pensadas para alumnos, como la CNN en inglés (www.edition.cnn.com/US/studentnews/quick.guide/archive/).

También existen sitios específicos para practicar con canciones, películas, documentales o entrevistas en diferentes idiomas (ver, por ejemplo, www.lyricstraining.com, con canciones en diferentes idiomas, o bien http://parlons-francais.tv5monde.com/webdocumentaires-pour-apprendre-le-francais/p-1-lg0-Accueil.htm, con documentales en francés y actividades). Sin dejar de ser material auténtico, esto os resultará más fácil que el material sin adaptar, ya que está especialmente seleccionado y tiene actividades preparadas para diferentes niveles.

Finalmente, también podemos encontrar sitios más tradicionales con ecturas y audios especialmente concebidos para estudiantes, similares a los que podemos encontrar en un libro tradicional, que no por ser más clásicos son menos provechosos (por ejemplo, en inglés. www.ello.org). Estos sitios presentan la ventaja de que los ejercicios son menos áridos que sus equivalentes en versión impresa (por ejemplo, no hay solo audios, sino también vídeos) y además, en general, combinan la ejercitación de la comprensión oral con la de la comprensión escrita (por ejemplo, los vídeos subtitulados o con transcripciones).

Sitios web generales que pueden emplearse para el aprendizaje de lenguas

En primer lugar, queremos destacar la enorme ventaja que resulta la posibilidad de usar internet para investigar temas de nuestro interés… en otro idioma. Ya sea que nos gusten el fútbol, el cine, la tecnología, las plantas, la moda… ¿qué mejor que informarnos acerca de nuestros intereses en la lengua que estamos estudiando? Así, contaremos con una auténtica motivación para leer o escuchar un texto, más allá de la puramente académica, y estaremos adquiriendo información relevante para nosotros y practicando el idioma al mismo tiempo. Podemos hacerlo cada vez que necesitemos información concreta sobre algo: por ejemplo, si vamos a viajar a un país, buscar lo que necesitamos en el idioma que estudiamos; o bien, si queremos comprar un producto en línea, configurar el sitio web para que aparezca en otro idioma…

Entre los numerosos recursos que pueden usarse, las noticias de actualidad son muy populares. Los alumnos más avanzados podéis utilizar material auténtico (periódicos, radios o emisiones de TV en línea, disponible en todos los idiomas). Los periódicos locales en otros idiomas, por ejemplo, El País en inglés (http://elpais.com/elpais/inenglish.html) resultan siempre prácticos, ya que podéis enteraros de las noticias que os importan y practicar a la vez, con la ventaja de que conocer ya el tema os facilitará la comprensión y la incorporación de vocabulario. Además, podéis comparar las versiones en inglés y en español, y aprender así vocabulario específico. Los que estudiáis un idioma similar al español contáis con la ventaja de que, si bien no hay tanto material preparado para alumnos como en inglés, enseguida podéis utilizar material auténtico sin preparar prácticamente de cualquier recurso de la prensa.

Las publicaciones en línea de revistas de interés general o de divulgación,> por ejemplo la portuguesa  Visão (http://visao.sapo.pt/) o la italiana Focus (http://www.focus.it), o los sitios web relacionados con dichas publicaciones, como el de la conocida revista National Geographic (http://www.nationalgeographic.com/) son otra interesante fuente de información y práctica a la vez.

En el plano de temas de interés general, una opción interesante es el sitio de conferencias www.ted.com, que presenta charlas en inglés sobre todo tipo de temas con subtítulos en muchos idiomas. Podéis usar los subtítulos en inglés o en español, según vuestro nivel, y seguir la conferencia con el guion. Por otra parte, la conocida enciclopedia en línea Wikipedia resulta muy práctica para buscar cualquier tipo de información sobre temas del interés de cada uno, pero en otros idiomas. Las fotos y diagramas siempre ayudan a la comprensión. Existe incluso una versión en simple English, comprensible para alumnos de niveles más básicos.

En un plano más lúdico, en Youtube podéis encontrar numerosos vídeos con canciones subtituladas y series en otros idiomas (simplemente, podéis escribir en el motor de búsqueda el nombre de la canción y la palabra “subtítulos”) y, para los amantes de la literatura, existen numerosos sitios donde conseguir cuentos y novelas en su idioma original.

Los diccionarios en línea, tanto bilingües como monolingües, son esenciales para cualquier estudiante de idiomas, ya que presentan numerosas ventajas respecto a su equivalente en papel: se mantienen constantemente actualizados; muchos de ellos ofrecen la posibilidad de escuchar la pronunciación del término que se está buscando; otros presentan definiciones estructuradas por nivel; algunos, árboles jerárquicos con la categorización de un término en una familia de palabras; otros permiten búsquedas simultáneas en varios diccionarios o búsquedas inversas… Las ventajas son muchísimas. La mayoría de vosotros seguramente conoce WordReference (www.wordreference.com) que incluye todos los idiomas que podáis estar estudiando, aunque en cada idioma hay diccionarios específicos elaborados por las editoriales más reconocidas. Apuntemos aquí, puesto que viene al caso, que la herramienta Traductor de Google está absolutamente desaconsejada, sobre todo cuando se trata de producir un texto en otro idioma. Vuestros conocimientos más un buen diccionario os permitirán redactar textos muchos mejores. En cuanto a la comprensión, veréis enseguida que un diccionario es muchísimo más efectivo que el traductor (¡pero esto ya es tema de otro artículo!).

Y, con toda esta información, parece necesario un próximo artículo donde os daremos un par de consejos para organizar todos vuestros recursos de forma sencilla.

Leer parte I del artículo…

Tags: , ,