En los últimos años, los cursos de idiomas en línea han surgido como una solución para quienes, por razones personales o laborales, no pueden comprometerse a realizar un curso presencial. Sin embargo, no todo el mundo aprovecha estos cursos al máximo; para sacarles el mayor partido posible, es necesario ser organizado, tener mucha disciplina y conocer algunos trucos muy sencillos.

Si estás haciendo un curso en línea, aquí te ofrecemos unas pautas para que tu esfuerzo se vea recompensado y no te desanimes.

Organiza tu tiempo. Una de las ventajas de los cursos en línea es que puedes hacer las actividades en cualquier momento y a tu ritmo. Pero ¡cuidado! Esto requiere ser muy metódico. Sin la planificación adecuada, puede que se te acumulen muchos contenidos para el final y que agotes el tiempo antes de terminar el curso. Algunos alumnos, por el contrario, se dan demasiada prisa al principio por temor a no llegar a tiempo; esto tampoco es conveniente, ya que así no se interiorizan los contenidos correctamente. Desde el punto de vista pedagógico, además, se aprende mejor si se dosifica el material de estudio.

Lo mejor es hacer una planificación estimada con una distribución de contenidos razonable en el tiempo, dejando periodos de repaso sobre todo al final.

Comprueba tus progresos. Si la plataforma que estás utilizando incluye exámenes, tómatelos muy en serio aunque los hagas en casa e intenta reproducir las condiciones de un examen normal. Estudia antes de completarlo y no mires el material de referencia: ¡es un examen! De este modo, sabrás qué contenidos has incorporado y qué es lo que debes repasar, según tus aciertos y fallos.

Las buenas plataformas permiten repetir los ejercicios: no dudes en hacerlo si has tenido fallos, ya que esta es la manera de aprender.

¡No te conformes! Hay cursos que ofrecen material opcional extra: lecturas, actividades, gramática… Aprovecha todos los recursos disponibles para sacar el máximo partido al curso.

Busca oportunidades de practicar la expresión. Las destrezas que menos se practican al hacer un curso en línea son las de expresión (oral y escrita); por ello, es conveniente buscar oportunidades de reforzarlas. Algunos cursos ofrecen la posibilidad de participar en foros con otros alumnos: esta es una buena opción para comunicarse en el idioma que se estudia. Complementar el curso en línea con alguna otra actividad de expresión oral, como un grupo de conversación o un intercambio, es ideal.

 

Si estás siguiendo un curso en línea, te invitamos a que dejes aquí tus comentarios y compartas tu experiencia con otros alumnos.

Tags: , ,