Como muchos sabréis, las aplicaciones para practicar idiomas para smartphones y tabletas están en pleno auge y se han convertido en una fuente más de recursos de aprendizaje.  Muchos de nuestros alumnos ya han comenzado a usar este tipo de apps con regularidad y están muy conformes con los resultados.

Tanto para quienes estén familiarizados con el tema como para quienes se estén iniciando en este mundo, queremos compartir algunas cuestiones, recogidas a partir de nuestra experiencia, que permitirán un mejor aprovechamiento de este tipo de recursos.

Muchas ventajas

En primer lugar,  tengamos en cuenta la gran cantidad de ventajas que este recurso nos ofrece para el aprendizaje:

  • Ahorro de tiempo: Una de las quejas más habituales entre los estudiantes es la falta de tiempo para hacer deberes, esencial para el aprendizaje. Las apps con ejercicios, que ofrecen actividades cortas, permiten utilizar los tiempos muertos (aunque sean de unos pocos minutos) de modo productivo.
  • Practicidad: No es necesario cargar con libros pesados ni planear el momento o el sitio de estudio con antelación.
  • Diversión: Las actividades son interactivas, y suelen ser divertidas y capturar la atención fácilmente; normalmente resultan más amenas que, por ejemplo, el tradicional libro de ejercicios.
  • Bajo coste: Además de las aplicaciones gratuitas, hay una gran cantidad de aplicaciones con un coste muy económico en comparación con los libros impresos.
  • Riqueza de medios: Gracias a que contamos con un soporte multimedia, es bastante común que muchas aplicaciones apunten a desarrollar varias destrezas a la vez; así, se puede aprender vocabulario y pronunciación al mismo tiempo, o leer una historia y escucharla a la vez.

Variedad de recursos

Quien explore un poco las aplicaciones que se ofrecen, verá que la variedad es amplísima. La mayoría de los sitios web que se suelen recomendar para la práctica de idiomas en línea cuenta también con una versión para dispositivo móvil. Así, podemos leer periódicos o escuchar radios en diferentes idiomas desde cualquier sitio si nos descargamos la aplicación correspondiente.

Pero tanto en este artículo como en el próximo vamos a centrarnos en las appsdiseñadas específicamente para dispositivos móviles. Las hay de muchos tipos:

Ejercicios de gramática: Muchos de los libros de ejercicios más populares ya han aparecido como app, ofreciéndonos la misma calidad de material y una mayor agilidad.

Diccionarios: La mayoría de las editoriales especializadas ofrece versiones de varios de sus diccionarios para estudiantes, monolingües o bilingües, en forma de aplicación para descargarse y usar incluso sin conexión a la red, y a un coste menor al del diccionario en papel.

Vocabulario: Hay mucha variedadde aplicaciones diseñadas para incorporar vocabulario y practicarlo de forma muy amena, con imágenes y pronunciación incorporadas.

Lectura: Algunas editoriales ofrecen los tradicionales libros graduados (es decir, adaptados a diferentes niveles) en formato digital, para descargar y leer y escuchar la historia a la vez.

Noticias: Varios de los sitios web con noticias adaptadas para estudiantes permiten descargarlas en forma de podcast,para luego leerlas y escucharlas desde el dispositivo móvil.

Juegos: Probablemente esta sea el área más prolífica: numerosos desarrolladores han diseñado juegos para el aprendizaje de idiomas que nos permiten practicar diferentes aspectos (vocabulario, gramática, pronunciación…).

Dada la inmensa variedad existente, en un próximo artículo os daremos trucos para elegir las mejores apps y os ayudaremos a valorar las que usáis habitualmente.