Con el auge del teletrabajo,  los cursos de inglés online (es decir, utilizando una plataforma en línea) se han convertido en una opción muy habitual a la hora de escoger algún tipo de formación no presencial en inglés (si no lo tienes claro, en este post te explicamos cuáles son todas las opciones de cursos no presenciales y las diferencias entre cada una).

En este post nos dedicaremos a las ventajas de hacer cursos de inglés online para valorar si esta puede llegar a ser vuestra mejor opción.

1. Flexibilidad

Como es bastante evidente, esta es la mayor ventaja: no hay día, hora o lugar determinados para hacer el curso de inglés online. Es decir, podemos hacerlo tanto en la empresa como en casa, en horario laboral o fuera de él,  estando de vacaciones o incluso de camino al trabajo, un rato cada día o varias horas un día a la semana… solo depende de nuestros ritmos y posibilidades. Esta ventaja es fundamental para quienes, debido a sus ocupaciones laborales o personales, no se pueden comprometer a estar en una clase en un lugar y momento determinados: quienes viajan mucho, quienes tienen horarios cambiantes o simplemente quienes están demasiado ocupados como para asignar un horario semanal fijo a sus clases de inglés.

2. Estructura

Sin embargo, esta flexibilidad de ir avanzando a tu ritmo no significa que el curso no esté estructurado: si bien es cierto que cada alumno puede avanzar a su ritmo, los cursos de inglés online se extienden durante una cantidad de meses pautada de antemano, y hay que acabarlos al llegar a la fecha establecida. Esto es también una ventaja, ya que los límites temporales ayudan a los estudiantes a organizarse y distribuir su tiempo a lo largo de los meses que dure el curso: si no fuese así, muchas veces los cursos se extenderían indefinidamente y los alumnos avanzarían muy poco.  En cambio, la fecha límite para finalizar el curso ayuda a los alumnos a organizarse para acabarlo y completar todas las unidades. Eso sí, al ritmo propio: quien está más ocupado una semana puede compensar haciendo más la semana siguiente, por ejemplo.

3. Plataformas intuitivas y fáciles de usar

Las plataformas para cursos de inglés online han sido diseñadas para que los usuarios sean autónomos y no necesiten ayuda a la hora de utilizarlas. Resulta muy fácil para todos los alumnos avanzar en las actividades y entender perfectamente qué es lo que deben hacer en cada caso. (Por supuesto, si hay dudas, pueden recurror al servicio de ayuda en línea).

Hay que destacar, también, que nuestra plataforma para cursos online puede usarse en cualquier dispositivo: ordenadores, tablets, smartphones… Por supuesto, recomendamos intentar que la pantalla sea lo más grandes posible, pero, en caso de emergencia o si no tenemos ordenador a nuestro alcance, podemos usar otros recursos técnicos.

4. Adquisición sólida de conocimientos

Nuestros cursos de inglés online están  estructurados de manera tal que el alumno va consolidando lo aprendido paulatinamente a lo largo de su progreso, con ejercicios periódicos de revisión, evaluaciones y reciclaje de conocimientos, y orientación sobre los puntos que se deben repasar antes de cada evaluación. Así, cuando un alumno acaba un nivel, podemos afirmar sin riesgo de equivocarnos que esa persona ha adquirido los conocimientos programados para ese curso.  Probablemente, habrá aquellos a quienes el proceso les lleve más tiempo: en estos casos, es posible (y recomendable) repetir los ejercicios hasta asegurarse de haber comprendido los puntos que se trabajan y de poder utilizarlos correctamente.

5. Contenidos relevantes y bien planificados

En cada unidad de nuestros cursos de inglés online, los alumnos saben claramente qué temas de vocabulario y gramática trabajarán, y estos temas se integran en las diferentes actividades de comprensión oral y lectora.  Es decir, el material está bien integrado, de tal modo que los contenidos se trabajan integrándolos en las diferentes destrezas.  En otras palabras: no se trata de “ejercicios sueltos” que un profesor podría recomendar como repaso o revisión en cualquier curso, sino de un verdadero curso con contenidos planificados para alcanzar objetivos. Así, los alumnos saben perfectamente qué han aprendido al acabar cada unidad y el curso completo.

6. Económicos

Por supuesto, los cursos de inglés puramente online resultan más económicos que aquellos con profesor, ya que el alumno estudia de forma autónoma: en lugar de que el profesor explique la gramática y vocabulario, los alumnos lo aprenden en la plataforma, y también hacen por su cuenta las actividades de reading y listening. Para aquellos alumnos que ya tienen mucha fluidez pero necesitan mejorar su corrección y ampliar vocabulario, los cursos exclusivamente online pueden resultar una manera económica de hacerlo.

Esperamos que esta información os sea de utilidad. Por cualquier duda o consulta, podéis contactarnos sin problemas.

Tags: