Debido a la situación actual, la mayor parte de nuestros alumnos están haciendo sus clases de idiomas en modalidad virtual, usando la plataforma Zoom (¡incluso los que están al lado de nuestras oficinas en Barcelona!).

En Idixlingua, desde hace muchos años impartimos clases de idiomas por videoconferencia. Pero, durante estos meses de uso intensivo, hemos recopilado mucha información sobre las mejores maneras de aprovechar la plataforma para que la clase os resulte tan productiva como una clase presencial.

Aquí os dejamos algunos consejos sobre cómo hacer para explotar al máximo las posibilidades que las clases de idiomas virtuales os pueden ofrecer.

1. Explora el Zoom y ten identificadas las funciones que necesitas

Si no estás habituado a usar el Zoom, vale la pena que, antes de comenzar, explores la herramienta  por tu cuenta. Para las clases de idiomas, necesitarás tener controlados algunos temas:

la conexión de audio (micrófono y altavoces): para hablar, silenciar tu micrófono si es necesario (por ej. si hay ruido en tu casa o despacho), ajustar el volumen (a veces, algunos micrófonos tienen el volumen demasiado elevado y “tapan” al resto de los compañeros”)

la conexión de vídeo (webcam): es importante no solo que veas al profesor, sino que el profesor (y los compañeros) también pueda verte, tanto para detectar dificultades en la pronunciación, si ocurren, como para poder recrear una atmósfera parecida a la presencial

el chat: es muy importante que lo tengas localizado y sepas dónde “aparece”, ya que el profesor normalmente escribirá correcciones, preguntas, enviará links y archivos por este medio.

2. ¿Ordenador, tablet o smartphone?

Mientras más grande sea tu pantalla, más fácil te resultará seguir el material y las explicaciones del profesor. Pero, si no tienes opción de usar un ordenador, el teléfono servirá perfectamente. Si estás usando tablets o smartphones, fíjate qué debes hacer para habilitar la opción de guardar archivos que te envíe el profesor, y guardar los chats de la clase.

Por temas de conexión, algunos alumnos entran a las reuniones dos veces: en el smartphone para la conexión con audio y vídeo, y en el ordenador para ver bien el material. Esta opción resulta muy interesante y práctica.

3. Ordena correctamente el material que te envía el profesor

Guardar ordenadamente todos los materiales de clase es esencial para asegurar un buen progreso y para entender lo que estás haciendo. Cuando las clases de idiomas son virtuales, el material es digital, y a veces esto significa que los archivos que el profesor te envía cada clase se pierden o quedan en carpetas diferentes. Recuerda tener bien clasificado ese material en una carpeta en el ordenador, así como antes hacías con las fotocopias que te daban en clase. Así, a la hora de repasar y estudiar, enseguida te será fácil organizarte.

Si tienes la posibilidad de hacerlo, te recomendamos imprimir los archivos que el profesor o nosotros mismos te enviemos para trabajar, sobre todo si no estáis siguiendo un libro de curso. Así podrás hacer los ejercicios más fácilmente y desviar la mirada un poco de la pantalla.

4. Utiliza el chat y guarda siempre los chats de cada clase

Como decíamos al principio, el chat del Zoom es una herramienta fundamental, pero no solo para el profesor, sino también para ti. Recuerda preguntarle al profesor todas tus dudas, y pedirle que las escriba en el chat si no te queda clara la respuesta. En general, el profesor hará todas sus correcciones y te las enviará por el chat. Si tienes el hábito de copiarlas en tu libreta, ¡genial! Si no, siempre tienes la opción de guardar los chats de cada clase, haciendo clic en los tres puntos que salen al lado de Archivo. Así, los podrás revisar, y repasar lo que habéis dado en cada sesión.

 

zoom chat

Recuerda que el Zoom automáticamente guarda los chats en en una carpeta llamada Zoom, que coloca en la carpeta Documentos de tu ordenador. Luego, podrás moverlos a tu carpeta de clases.

5. Comparte pantalla y materiales con tu profesor

El Zoom te permite hacer muchas cosas a ti como alumno, no solo al profesor. Puedes enseñarle textos escritos por ti o enviárselos como archivo adjunto; puedes compartir la pantalla para comentar sitios web en el idioma que estudias que te resulten interesantes, puedes compartir el audio para hacerle escuchar algo que quieras trabajar en la clase… Utiliza todas las posibilidades que la plataforma te ofrece para interactuar con tu profesor y tus compañeros como si estuvierais juntos en una sala de clases.

 

¡Esperamos que estos consejos te sirvan para aprovechar tus clases de idiomas por Zoom! Pero, si necesitas más ayuda, no dudes en recurrir a los tutoriales que ofrece la misma plataforma. Si eres nuevo en esto de hacer clases por Zoom, puedes pedirle a tu profesor una pequeña visita guiada por la plataforma el primer día de clases.