Con la explosión de internet y el comercio internacional, es cada vez más habitual que un comercial o vendedor necesite el inglés para comunicarse con clientes que no hablan español. Muchos comerciales tienen un nivel de inglés básico que les permite defenderse,  pero no siempre alcanza con eso: en el mundo de los negocios, hay que asegurarse de que se está dando la información de manera correcta e inequívoca y lograr dominar el idioma (incluido el lenguaje de la persuasión) lo suficiente como para concretar una venta.

Si estás en el área de ventas y tu nivel de inglés no es muy alto, puede que te convenga aprender algún vocabulario y frases clave básicas en inglés comercial. Aquí te dejamos algunas.

1.Romper el hielo

Tanto si se trata de clientes nuevos como de habituales, es importante generar una atmósfera distendida conversando informalmente de temas generales y poco comprometidos (lo que en inglés se denomina small talk). Puede ser tan sencillo como  hablar del tiempo, con frases como Nice weather, isn’t it? o preguntar por el trayecto (Did you have a good journey?). Si se visita un sitio por primera vez, un comentario sobre el despacho o el edificio puede funcionar (Pretty nice place, huh?). Si estamos visitando a un cliente que conocemos, alguna pregunta más personal (pero no tanto), sobre su familia o trabajo, suele ser adecuada (How old’s your son now? How’s work?).

Es importante conocer las propias limitaciones para que las preguntas que hagamos sean adecuadas para nuestro nivel. Conviene aprender y fijar bien la estructura de las preguntas (Auxiliar+Sujeto+Verbo) para sentirnos seguros a la hora de preguntar y no olvidar los auxiliares (do, did…). También, como siempre insistimos, usar diccionarios en línea para asegurarnos de estar usando la pronunciación correcta. Es mejor sentirse seguro y no intentar usar estructuras complicadas, que nos harán perder concentración en el objetivo de ventas específico.

2. Pedir aclaraciones

Si nuestro nivel no es muy alto, puede que no comprendamos perfectamente lo que nos está preguntando o asegurando el cliente. En estos casos, no hay que tener miedo de pedir aclaraciones para evitar malentendidos. Una buena manera de asegurarse de haber comprendido bien es diciendo lo que nos dicen con otras palabras y pedir confirmación (Do you mean that…? Are you saying that…?). Si necesitamos oír lo que nos dicen nuevamente, directamente Could you please say that again? será suficiente. ¡Mejor evitar malentendidos!

3. Letras, números, horas, fechas…

Como hemos insistido en otros artículos, tener un perfecto dominio de cuestiones tan sencillas como el spelling y el uso d el los números resulta fundamental para ciertas áreas, y la comercial es una de ellas. Tendremos que entender nombres extranjeros y preguntar cómo se escriben, arreglar citas con horas y fechas, hablar de precios… Los básicos son fundamentales. Es sencillo practicar  con recursos en línea, como esta web para practicar números en todas sus formas.

4. Frases corteses y amables en inglés

Es sabido que en inglés el registro tiende a ser más formal y elevado que en español, y en el mundo de los negocios esto resulta aún más importante.  Usar las frases amables para decir que no se puede hacer u ofrecer algo (I’m afraid we can’t do that for you/I’m sorry, but we can’t offer you that), ofrecer ayuda (Would you like me to…?) o pedir algo (Do you think you could…?)   es fundamental para avanzar en la negociación.

 

Si evalúas que necesitas una profundización en el inglés comercial, puede ser útil hacer algún curso corto y focalizado en el área, por ejemplo un curso de negociaciones y ventas en inglés. que de paso te servirá para reforzar tus técnicas de ventas. Si estás interesado, consúltanos y te asesoraremos.